De un informe elaborado por Ecolatina sobre la pymes en pandemia, hay un dato que destaca que alrededor de 20 mil empresas se perdieron, lo que representa un 4,2% del total, volviendo a las existentes en 2008. Además la evolución de las empresas ha pasado por 3 periodos: 2003 – 2011 con crecimientos en un 60%, 2012 – 2017 donde se estancó la creación de nuevas empresas, y 2018 – 2019 una baja de … empresas.

El dato es que en ese año se perdieron tantas empresas como en la pandemia, explicó en su columna en Muchas Gracias el analista en política económica Juan Manuel Gispert.

Las pymes no han tenido la capacidad para pegar el grito ante la realidad que transitaron. Las entidades tampoco han podido lograr ese impacto mediático lo que evidencia la debilidad del sector, sostuvo Gispert. Además se expresó sobre la participación de los referentes empresariales en las próximas elecciones legislativas.

En 2003 teníamos un tipo de cambio competitivo, con un crecimiento constante del poder adquisitivo, entre otros aspectos que beneficiaron al sector, a diferencia del 2018 donde se dio todo lo opuesto, con el estímulo en el capital financiero, promoviendo la especulación, sin organismo de control. Durante este último periodo con estas medidas se perdio producción y empleo, sentenció el analista.

Analizar estos tres periodos nos hace ver que es lo que hace crecer a las pymes y lo que no. El otro aspecto, es que en ese contexto de 2018-2019, en Mendoza se genera una deuda importante en dólares, y no fue por inversiones. Aún no se sabe a que fue destinado ese dinero. “Fue un shock de deuda sin shock de inversión”, expresó Gispert, porque se destinó todo a pequeñas obras de recuperación de espacios.

Hoy Mendoza se encuentra en una situación crítica, el agro, comercio y turismo, comercio, entre otros han ido a la baja, creciendo de manera exponencial la tasa de endeudamiento, dijo el analista.

“Cornejo muestra una mirada infantil del peronismo o el Frente de Todos”, dijo Gispert, quien relaciona los discursos antiperonismo del ex gobernador con el comunismo y el socialismo de los 90. Hay una construcción infantil de lo que representan estos movimientos políticos, construyendo discursos creyendo lo que dicen, sentenció, además de la construcción de una institucionalidad ordenada en sus cuentas, situación que en la realidad no se dio.

Para concluir, Juan Gispert comentó que las cámaras territoriales han iniciado una campaña con “menos impuestos más pymes” como la agenda instalada en los medios, pero si un chequea, a Argentina no está dentro de los países con los peores indicadores.