Llamamiento de un colectivo de médicos por la irresponsabilidad de parte de la sociedad al poner en riesgo a otros, más a aquellos que están en la primera línea de batalla contra el COVID-19.

El programa Muchas Gracias dialogó con el Dr. Carlos Díaz Russo,  quien  dijo que debemos mirar lo que está pasando en otros países por diferencia climática, y ver qué sucede. “En Mendoza siempre ha sido insuficiente la cantidad de camas criticas” dijo el Dr. Díaz.

Pasamos por etapas, primero de agradecimiento, y después de rechazo pidiendo que abandonaran sus departamentos, dijo el médico, al tiempo que destacó que no debemos perder el eje de la cantidad de fallecidos.

En Mendoza, hay cerca de 400 camas críticas, y durante la pandemia se incorporaron más camas, con una ocupación de hasta el 95% de las mismas. Situación desbordada en pasillo y guardias en todo el mundo detalló el profesional de la salud.

En su experiencia, señaló que el personal sanitario no ha tenido vacaciones, han fallecido enfermeros y enfermeras y cada número hoy termina siendo una estadística. El Dr. Díaz Russo sostuvo que en 2020 fueron 70 mil las muertes en general, mientras que 54 mil fueron por COVID-19.

«Seguimos viendo fiestas clandestinas, apañando un sistema donde no importa el otro, y si pasa algo, el culpable es otro» dijo el Dr. Díaz Russo quien también expresó que queda plasmada, tras la pandemia las miserias de la sociedad.

El profesional de la salud  también habló del incremento de los costos de elemento básicos en este contexto y la falta de previsiones ante una nueva ola que podría darse en poco tiempo. “Actuar con responsabilidad es tener una buena conducta con uno y hacia los otros” dijo el médico.