“Nosotros tomamos conocimiento hace tres días de la publicación en las redes sociales. Iniciamos el expediente para investigar la comisión de una posible falta”, aseguró al programa Muchas Gracias, Marcelo Puertas, Inspector General de Seguridad.

“Hubo denuncias anteriores pero no se pudo comprobar, pero en este caso sí. Ahora los vamos a citar a declaración indagatoria y ofrecer toda la prueba que sea necesaria” explicó el inspector.

Respecto de las sanciones que se pueden aplicar Puertas aseguró que “pueden ir desde suspensiones, hasta la expulsión de la fuerza”. En cuanto al hecho de que uno de los policías investigados sea el hijo del Jefe de la Policía de Mendoza, Puertas aseguró que “esto no hace que el accionar de la IGS sea distinto del de cualquier otro policía”.