«Cuando nado siento que vuelo porque puedo hacer cosas que afuera del agua no puedo y eso me encanta». A los 8 años Iñaki Basiloff empezó natación como forma de rehabilitación de las secuelas de una enfermedad que contrajo cuando tenía 2. En ese momento nadie imaginó el presente que está viviendo el joven neuquino.

 

Iñaki nació el 28 de abril de 2001. Dos años después, presumiblemente como reacción adversa a una vacuna, contrajo mielitis transversa, una enfermedad que produce la inflamación de los dos lados de una sección de la médula espinal bloqueando los mensajes que esta envía al cuerpo.

Después de un largo tratamiento y varias operaciones los médicos le recomendaron a sus padres llevarlo a natación, un deporte que lo iba a ayudar a mejorar físicamente y a trabajar la coordinación. Así fue como el pequeño Iñaki se lanzó a la pileta del Club Alta Barda. Claro que el objetivo, en ese entonces, era tan solo mejorar su calidad de vida, al poco tiempo se dio un doble suceso: los profes comenzaron a detectar las cualidades de Iñaki dentro del agua y a él cada vez le gustaba más nadar y luego competir.

Iñaki es récord, con gran actuación de varios argentinos en el Abierto de Natación Paralímpica de Berlín, el cual se desarrolla del 16 al 20 de junio, los seis representantes del combinado nacional que viajaron a Alemania dejaron en lo más alto a la natación argentina: Iñaki Basiloff, Matías de Andrade, Nicolás Rivero, Germán Arévalo, Nicolás Ricci y Elizabeth Noriega, fueron quienes se ganaron el derecho al participar en el gran evento en el Selectivo que se realizó en el CeNARD hace algunas semanas.

Basiloff ganó la medalla dorada en los 400 metros de categoría S7 y la plateada en la final de multidiscapacidad, donde estableció un nuevo récord parapanamericano con un tiempo de 4:41, 71.

“Yo empecé desde chiquito, después de enfermarme y tener varias operaciones, empecé por rehabilitación. Después de ahí me empezó a gustar, le agarré el gustito y decidí seguir en este deporte. Ya un poco más grande, a los 12 o 13 empecé a competir y ya ahí empecé a entrar en la selección, empecé a viajar y acá estoy”, comenta el joven que hoy por hoy dedica sus días exclusivamente a la natación, y es récord en Alemania.-