Como cada 5 de septiembre, millones de fanáticos alrededor del mundo recuerdan hoy el cumpleaños del artista que marcó un antes y un después en la música. 

Freddie Mercury dejó un legado de canciones que permanecerán por siempre y nunca perderán su talla de clásicos, y a pesar de los casi 30 años que han transcurrido desde su muerte, “La Reina” sigue en la mente de millones por todo el mundo como uno de los mayores artistas que existirán.

Freddie nació un 5 de septiembre de 1946 y como cada año en esta fecha, las redes se inundan de sus mejores momentos para recordar a uno de los artistas más histriónicos y talentosos de la historia del rock mundial.

Aquel 5 de septiembre de 1946, cuando sus padres, Bomi y Jer Bulsara lo trajeron al mundo, lo bautizaron Farrokh Bulsara. Pero él quiso ser otra persona: “No voy a ser una estrella de rock. Voy a ser una leyenda”, prometió y cumplió.

Por eso hoy no falta motivo y es un buen momento, como cualquier otro, para repasar su trayectoria en cinco canciones de Queen, banda con la que marcó un antes y un después en la escena musical.

La última aparición pública de Mercury había sido el 18 de febrero de 1990, para la gala de los Premios Brit de ese año, con la cual se galardonó a la banda por su contribución a la música británica. En la gala se apreció a un Freddie delgado y con aspecto demacrado. El discurso fue dado por Brian May, mientras que él se limitó a dar las gracias.

Pese a que su salud empeoraba con el tiempo, Queen grabó el que sería el último disco de la banda, Innuendo. El álbum salió al mercado en febrero de 1991 y la ausencia de Mercury en la fiesta por el lanzamiento del álbum solo hizo que los rumores sobre su salud siguieran en aumento.

El 24 de noviembre de 1991, un día después de dar a conocer su enfermedad al mundo, de reconocer los rumores que circulaban hacía años, Freddie Mercury murió en su cama. Tenía, apenas, 45 años. Freddie dejaba un legado tan grande que aun hoy, cuesta dimensionarlo en palabras.