Salud

Los 7 tips más importantes para running: cómo empezar y cómo mantener una de las actividades físicas más elegidas

Correr al aire libre se ha impuesto como uno de los ejercicios preferidos por miles de personas. Solo demanda un par de zapatillas adecuadas y voluntad, por eso compartimos los mejores consejos para abrazar esta opción saludable.

Hacer ejercicio regularmente es fundamental para mantener una buena salud física y mental. Dentro de las múltiples opciones que hay para mantener el cuerpo activo, el running se destaca por su simplicidad, efectividad y su bajo costo. Correr no solo fortalece el sistema cardiovascular y mejora la resistencia, sino que también libera endorfinas, hormonas responsables de generar sensaciones de bienestar y reducir el estrés.

La importancia del running radica en su capacidad para adaptarse a diferentes niveles de condición física y objetivos personales. Ya sea para perder peso, aumentar la energía o simplemente disfrutar de la naturaleza, correr puede ser una opción ideal. Además, no requiere de costosos equipos o pagar cuotas de gimnasio, lo que lo convierte en una actividad accesible para la mayoría.

Los 7 tips más importantes para running: cómo empezar y cómo mantener una de las actividades físicas más elegidas

Así mismo, correr puede fomentar el compañerismo y la motivación en grupos de corredores, lo que aumenta el deseo de hacer deportes. Esto, complementado con la participación en carreras o maratones brinda un sentido de logro y superación personal.

Pero hacer running requiere de ciertos recaudos para evitar cualquier tipo de lesiones o contratiempos. Ya sea en la alimentación o en la postura a la hora de trotar, los cuidados son necesarios para que el ejercicio sea una grata experiencia.

Los 7 tips más importantes para running: cómo empezar y cómo mantener una de las actividades físicas más elegidas

¿Qué hay que tener en cuenta para hacer running?

Según lo detalla el portal Runner's World, hay que tener en cuenta los siguientes tips a la hora de sumarse al mundo del running.

  1. Ponerse en movimiento: iniciarse en el running solo necesita de eso, decidirse y salir. Es menester ser constante hasta que la práctica se convierta en un hábito. Al principio, sin metas de ritmo o distancia y aguantar el tiempo que propuesto; es aconsejable iniciar con 20 minutos tres días a la semana, para pasar luego de tres a cuatro días, prolongar después la carrera a 25 minutos e ir subiendo el tiempo.
  2. Controlar la salud: hacer un chequeo completo con prueba de esfuerzo incluida es la clave para comenzar a correr. Es necesario también descartar el cansancio crónico y aprender a superarlo si fuera necesario.
  3. Integrar el running en la rutina: muchas veces es difícil hacer tiempo para la actividad física, sin embargo, es necesario incorporarla como si se tratara de una reunión importante. Si no es suficiente, hay que busca un compañero (o todo un grupo).
  4. Precalentamiento: es necesario destinar tiempo al precalentamiento y al enfriamiento a la hora de hacer ejercicios. También es fundamental pone el sistema neuromuscular a punto para el esfuerzo, al activar un mecanismo por el cual el cerebro les transmite a los músculos cómo contraerse. El cuerpo empieza a producir en masa las enzimas que queman grasas, propiciando así un funcionamiento más eficiente del sistema aeróbico. Por otro lado, el líquido sinovial se calienta y lubrica mejor las articulaciones. El enfriamiento, a pesar de no ser tan indispensable como el calentamiento, también es importante porque permite al cuerpo ir reajustándose de forma gradual al estado de reposo. El calentamiento se debe realizar con un par de zancadas inversas con cada pierna, seguidas de sentadillas, zancadas laterales, elevación de rodillas al pecho y de los talones hacia atrás, después camina unos minutos. Se debe terminar andando a ritmo más lento.
  5. Cuidar la técnica: Desde el primer momento es imprescindible mantener una técnica de carrera adecuada. Según el entrenador Matthew Meyer, se pregunta si al correr se opta por la postura adecuada: "¿Estoy inclinando el pecho hacia delante?, ¿acompaño el movimiento con los brazos?, ¿activo los músculos del torso?, ¿las rodillas van acompasadas?, ¿estoy elevando lo suficiente los talones?". "Es importante que te concentres en elevar bien los talones, sobre todo si estás cansado y sientes las rodillas pesadas, para olvidarte un poco de la carrera", afirma Meyer.

Los 7 tips más importantes para running: cómo empezar y cómo mantener una de las actividades físicas más elegidas

6. La mejor forma de correr: encontrar la eficiencia y el gusto por el running puede llevar un poco de tiempo, por eso una estupenda forma de hacerlo es seguir un plan de entrenamiento que combine la caminata y la carrera.



Esta nota habla de:
Más de General

Nuestras recomendaciones