“Hace 8 meses que veníamos reclamando la apertura de paritarias” recordó Cesar Maturano, secretario de SUTE Luján, quien repasó las medidas de fuerza que se vinieron realizando en ese plazo, durante el programa Muchas Gracias. Luego de la última movilización del miércoles pasado, Maturano expresó que el sábado pasado, en plenario general se convocó a un paro por 96 horas que se deja en suspenso por la convocatoria a paritarias del gobierno provincial el viernes pasado”.

 

Maturano afirmó durante la entrevista con Ariel Robert, Emilio Vera Da Souza y Carolina Quiroga que “las esperanzas que tenemos es que empiece a primar la racionalidad en este conflicto. No estamos reclamando que en el 2020 no nos dieron aumento de sueldo, ni que el año pasado quedamos por debajo de la inflación. Desde hace varios años venimos con atrasos que hemos perdido un 45% del poder adquisitivo. Lo que planteamos ahora es que para volver a ganar más es dejar de perder. Las ofertas que hace el gobierno son mentirosas porque dicen que empardan la inflación y no es así”.

 

“Los datos de la inflación fueron la excusa para reabrir las paritarias. Otra contradicción es que el día anterior el ministro Ibañez dijo que las paritarias estaban abiertas, pero al otro día dijo que las reabría”, explicó Maturano.

 

”A nosotros nos toca la parte más difícil para manifestarnos es entregar una parte importante de nuestro salario. La desesperante realidad nos obliga a salir a las calles”, expresó el docente.

 

“Desde el 2016 en adelante no se inauguró una escuela más en Luján”, afirmó Maturano. “Miles de familias que vivían en el bajo fueron trasladadas a Perdriel y Ugarteche y no se les hizo una sola escuela ni un centro de salud. A la escuela de El Remanso se le cayó el techo y no se suspendieron las clases. Y hay escuelas que no eran rancho pero ahora lo son. El fondo fijo para sostener las escuelas que reciben las directoras son 3000 pesos por mes que debería alcanzar para comprar tizas, fibrones, material didáctico y productos de limpieza”.