“Es una sentencia nefasta”, así catalogó el abogado Carlos Lombardi el fallo contra la DGE de la corte suprema de justicia de Mendoza, quienes esta semana revocaron una resolución y se podrán hacer misas y celebraciones religiosas dentro de los establecimientos educativos de la provincia.

Durante la administración en la DGE a cargo en ese entonces por Jaime Correas, se había emitido una resolución por la cual se prohibía en las escuelas públicas, laicas y gratuitas de la provincia las celebraciones religiosas, misas y otros eventos que tuviesen que ver con las religiones.

Sin embargo, hace unos días, la corte suprema de justicia, revoco esta resolución y la declaro nula. En contacto con PORTADA, el abogado Carlos Lombardi expresa su repudio para esta decisión de la justicia: “bueno la sentencia que hemos conocido en esta semana fue emitida por la sala 1 de la suprema corte de justicia de Mendoza, con la integración de los autores Julio Gómez Teresa Dey y el doctor Llorente. Quienes no hicieron otra cosa, nada más y nada menos anular o declarar nula una resolución de la dirección general de escuelas, por la cual se prohibía las celebraciones en las celebraciones religiosas pública gratuita y laica de la provincia, como así también en los albergues que prestar ese mismo servicio educativo”.

Lombardi manifiesta que “entendemos que hay un retroceso muy fuerte en lo que tiene que ver con materia de laicidad y laicismo, cualquiera de los términos se puede utilizar por cuanto se le otorga a la iglesia católica, además esto implica una vulneración de los derechos y libertades consagrados en la constitución nacional y tratados internacionales sobre derechos humanos, e implica una vulneración del principio de la relatividad de los derechos”.

Recordemos dice el abogado, que “ninguna libertad ningún, derecho es absoluto todas las libertades y derechos que forman parte del ordenamiento el estado constitucional de derecho es relativo, es decir el estado los puede regular o los puede reglamentar, no puede limitar en el caso que nos ocupa la libertad religiosa”.

Lombardi expresó, “la primera palabra que caracteriza la educación pública mendocina es la palabra laica, esto quiere decir que las religiones en general no tienen que estar presentes en las escuelas públicas.” Agregó “esto perfectamente puede ejercerlo uno en su propia casa, en sus propios templos, en las procesiones autorizadas en el ejercicio del culto y la libertad religiosa por el Estado; ahí se puede ejercer las creencias propias, no es las escuelas públicas porque el Estado no puede estar privilegiando en este caso puntual una determinada religión. Demasiada prebenda legal, política y económica tiene.”

Carlos Lombardi es abogado, profesor de derecho constitucional, especialista en derecho canónico y asesor de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico. Continúa diciendo que, “es importante destacar que este fallo va a contramano de otro similar de la Corte Suprema de Justicia de la nación, en donde le prohibió a la provincia de Salta, estas prácticas religiosas concretamente de la religión católica en las escuelas laicas de esa provincia, esta sentencia es nefasta, ya que retrocedemos en el tiempo, que atenta incluso contra la ley de protección de datos personales, porque al permitirse se expone a los alumnos no católicos a manifestar cuál es su religión, cuando está prohibido por ley está protegido los datos personales el ejercicio de la sexualidad a las habitaciones sexuales las convicciones religiosas o  todas estas manifestaciones”.

Para finalizar abogado especialista en derecho canónico dijo, “estamos pensando como agrupaciones o en defensa de derechos colectivos de las de los sectores sociales, no católicos en hacer algún planteamiento judicial.