Joaquín Salvador Lavado Tejón, más conocido como «Quino», representó al arte argentino en todo el mundo. Hace tiempo sufría problemas de salud. La partida del creador de Mafalda es una pérdida irrecuperable para la gráfica argentina.

Autor de una obra inmensa, siempre será recordado especialmente por Mafalda, la pequeña niña que se preocupaba de más por su país y por el mundo. Innumerables traducciones de Mafalda, la niña contestataria que nunca pierde vigencia.

Quino nació en Mendoza el 17 de julio de 1932, aunque en los registros oficiales, es anotado el 17 de agosto. Desde su nacimiento fue nombrado Quino para distinguirlo de su tío Joaquín Tejón, apreciado pintor y diseñador gráfico, con el que, a los tres años de edad, descubrió su vocación.

A los trece años se matriculó en la Escuela de Bellas Artes, pero en 1949 “Cansado de dibujar ánforas y yesos”, la abandona y piensa en una sola profesión posible: dibujante de historieta y humor. Consiguió su cometido tres años después, en el semanario Esto Es.

“El día que publiqué mi primera página pasé el momento más feliz de mi vida”, recordaría años después.

MUNDO QUINO por QUINO . - 9789505156351 - Librería Norte

En 1963, aparece su primer libro de humor, “Mundo Quino”, una recopilación de dibujos de humor gráfico mudo con prólogo de Miguel Brascó. El mismo Brascó lo presenta a Agens Publicidad, que buscaba a un dibujante para que creara una historieta «mezcla de Blondie y Peanuts» para publicitar el lanzamiento de una línea de productos electrodomésticos llamados Mansfield.

Por esta razón, el nombre de algunos de los personajes debía comenzar con la letra M, de ahí Mafalda. Agens no hace su campaña, pero Quino se queda con unas pocas tiras que le serían útiles unos meses después, cuando diera vida al personaje que lo haría famoso.

Mafalda, la niña que burló la censura de la dictadura

En épocas de dictadura resultaba impensable que una niña con apariencia inofensiva, pero con agudeza y simpleza, critique la guerra y los golpes militares en Argentina, logrando pasar por alto el estrecho filtro de la censura.

Fue justamente la apariencia inofensiva lo que permitió que las tiras de Mafalda no sean censuradas por el régimen

A lo largo de su carrera recibió reconocimientos como la Orden Oficial de la Legión de Honor, la honra más importante que el gobierno francés le concede a un extranjero. El 2014 recibió en España el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades e inauguró la 40a Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.