En el día de la Patria y luego de una dramática matanza en Estados Unidos, Pedro Saborido reflexionó sobre las expresiones del presidente norteamericano John Biden ya su vez los llamados “daños colaterales” de quienes defienden la “libertad” de portar armas.

“Hay visiones, hay formas que encuentran sus límites también. A veces la misma sociedad” lo hace, expresó Pedro Saborido, durante su columna en Muchas Gracias, quien registró “la reacción social que hubo en nuestro país frente a la propuesta del 2×1 para liberar a genocidas”.

“Ese es un triunfo cultural”, afirmó Saborido, en relación “al hecho de que Lopez Murphy se ofendiera por la vinculación que se le hizo con la dictadura”.

 

También analizó la dimensión del juego “hasta donde lleva ay cuánto evita que”, expresó Saborido poniendo ejemplos humorísticos sobre el rol de las y los escribanos. “Hasta donde los juegos subliman y hasta donde lo propone y confundís el plano simbólico y el plano real que es lo que pasó a este chico psicótico y lo hizo. Y cuánto dispara esto, como la detección de metales en las escuelas”.

 

Por otra parte, Saborido comentó que “está prohibido que un asesino serial escriba un libro sobre el delito que cometió… El consumo es parte de todo esto…Nosotros lo estamos padeciendo al ver que las libertades son la excusa del otro. La libertad de pasarte por encima. Y por otro lado ver las deficiencias por las que ocurren estas cosas. Estos ´sacados´ ocurren por la deficiencia del otro”

 

Profundizando en lo que ocurre en la política de nuestro país Saborido afirmó que “estos engendros están hechos de los errores de lo que enfrentan” e hizo referencia a la existencia de Milei. “Siempre buscamos ver quién es el responsable de lo que me está pasando y cuando vienen y te dicen que ´fueron los políticos´, ´´fueron las ideas socialistas y ya está, ya tengo un diagnóstico y luego veo por donde voy”. Y en este sentido muchos piensan que lo que le ocurre es culpa de otro y no de sus acciones. “Uno va construyendo el confort mental y ya está. Si me dicen que la culpa es de los 70 años del peronismo, ya está”.