Durante su columna en el programa Muchas Gracias, Germán Ejarque invitó a participar a la Licenciada Anahí Rasjido, integrante de la Agencia Nacional de Discapacidad quien se refirió al sexting. “Una nueva forma de vincularse puede representar un potencial riesgo. Surgió hace varios años como el intercambio de mensajes de texto con contenido sexual o sugerentes. Ahora este término se ha ampliado y ahora se entiende como el intercambio de material con contenido sexual o sugerente a través de redes sociales, celulares, correo electrónico o también a través de dispositivos móviles como las tablets. Puede ser contenido textual, fotos o video”.

La licenciada en ciencias políticas afirmó que “la tecnología a través de distintas aplicaciones”, afirmó Rasjido, quien explicó que es muy importante la edad de las personas que participan de la práctica.

 

“Independientemente de la edad, la divulgación de este tipo de material, conlleva consecuencias para quien sufre esta situación”, expresó Rasjido. “Por eso es importante que si se realiza esta práctica sea en un ámbito de confianza.

 

Hay varias parejas que transitan estas prácticas y se vio acrecentado durante la pandemia” aclaró.

 

La sextorsión y la pornovenganza son algunos de los riesgos que se pueden enfrentar. En este sentido, la especialista explicó que ante estas situaciones es posible actuar legalmente para evitar estas prácticas delictivas.

 

En Argentina no se cuenta con estadísticas confiables sobre la práctica del sexting. “Es un fenómeno presente, no sólo entre adolescentes sino en personas adultas. Mi tesis aborda a las personas adultas emergentes y de la muestra de unas 400 personas el 80% reconoció haber realizado esta práctica”.

.