Durante su participación en el programa Muchas GraciasAna María Vega explicó que hoy “comenzó el juicio oral por la muerte de Saulo Rojas, un joven que en 2013 se quitó la vida mientras se encontraba internado en la comunidad terapéutica San Camilo. La fundación estaba ubicada en el partido bonaerense de Pilar y fue clausurada en 2017 por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, tras constatar “graves falencias edilicias, tratos y penas crueles, inhumanos y degradantes proporcionados a los usuarios”.

Vega relató que “el único imputado en el juicio oral, que estará a cargo del Juzgado en lo Correccional 4 de San Isidro, es Ángel Súñez, un ex empleado de seguridad de la comunidad, acusado de homicidio culposo. Es la primera vez desde la sanción de la Ley Nacional de Salud Mental que un miembro de una comunidad terapéutica será juzgado por el suicidio de un paciente”.

Luego de relatar las condiciones en que se dió la muerte de Saulo, Vega explicó que desde la comunidad terapéutica le informaron a su madre Miriam Lucero, que su hijo había “sufrido un infarto”. Cuando llegó la policía, el joven ya no se encontraba en la celda, que rápidamente fue adornada con muebles y un acolchado.

Vega compartió el testimonio de Miriam quien expresó sus expectativas respecto de este juicio al que se llega luego de 9 años de la muerte del joven y de que durante dos años la causa no avanzara. El expediente se reactivó y llegó a juicio oral gracias a la lucha de Miriam, de su abogado Yamil Castro Bianchi y del periodista Pablo Galfré, quienes lograron juntar pruebas y testigos. Los testimonios de pacientes y empleados recogidos por Galfré demostraron que los golpes, maltratos y sobremedicación eran algo cotidiano en San Camilo.

Miriam comentó que “ha sido una lucha muy dura porque me hubiese gustado también que Iribarne y Jacinto estuvieran en el banquillo de los acusados. Lamentablemente para la causa ellos fueron beneficiados con una probation, así que quedó como único imputado el último que vio con vida a mi hijo”.

Mis expectativas son que se haga justicia por mi hijo…Es muy importante que se sepa que en otros lugares que trabajan como en San Camilo, murieron 17 personas en contexto de encierro por temas de salud mental. Esto ocurre porque no hay controles sobre estos lugares. También pedir que haya más recursos para controlar todo esto”.

Finalmente, Miriam pidió que “en Mendoza haya más inversión en salud mental y se avance en la aplicación de la ley y la creación de más dispositivos de atención de salud mental y controles para que las personas no se transformen en objetos con los que lucrar”.