En épocas donde el exitismo es moneda corriente, nos remontamos a la década de 1.950. Mas precisamente al Club Godoy Cruz Antonio Tomba, donde se podía ver a un grupo de chicos corriendo tras el balón de cuero, dejando atrás la pelota de trapo, pero aún así, acuñaban su «pantalón cortito bolsita de los recuerdos, pantalón cortito con un solo tirador».

Eran épocas donde jugar en Primera era como un viaje a las «Nubes», pero lo importante era contar con una pelota de cuero, de no ser así siempre estaba a mano la pelota de trapo.

El Feliciano Gambarte, se convertía en el Refugio y la Contención de aquellos chicos, que abandonaban el Potrero, para llegar al Club que los Formaría no solo como Jugador sino como Personas.

Lo importante era llegar a tiempo al Entrenamiento, unos lo hacían caminando, otros en bicicleta, pero todos eran recibidos con un abrazo fraternal, ahí estaba el Canchero de Apellido Astudillo, el mismo que siempre estaba para alentar a cada uno de esos chicos que con mucho esfuerzo llegaban a entrenar, chicos que encontraban en el Club su segunda «Casa».

El 25 de Mayo de 1.951, en la entrega de Premios del Campeonato Infantil, su Delegado  Manuel  Baños expresaba entre otras cosas lo Siguiente:

«De la Patria es el día, día de los Argentinos, mas grande que en otro día y también hoy festejamos con este asado exquisito, la lucha que han terminado, estos bravos muchachitos»

«Y al Score Sixto Núñez una medalla especial, para que en ella se acuñe, que en esto de marcar goles, no hemos visto cosa igual»

La confianza de Manuel  Baños en sus dirigidos, su trato Paternal, sus consejos, sus retos, pero por sobre todo su gran trabajo para contener a un Grupo de Niños Unidos y Fuertes, dio sus frutos en 1.954.

Esos chicos que llegaron al club tan solo a jugar, se coronaban campeones por Primera vez, era un sueño cumplido, «Godoz Cruz Antonio Tomba» se quedaba con el Título en 5° División, venciendo en la Final a Deportivo Guaymallén por 5-0. Era el Expreso Tombino de Manuel Baños.

Los Goles de Godoy Cruz Antonio Tomba, Campeón de la Temporada 1.954, eran convertidos por:

Primer Tiempo: 5′ Sixto Núñez (GC), 31′ Entre Ríos (GC). Segundo Tiempo: 15′ D. Castro (GC) 27′ y 29′ Orlando Garro (GC).

En ese Equipo de Manuel Baños, empezaron a surgir nombres tales como: Orlando Garro, Pedro Alí, Sixto Núñez, Germán Sotomayor, Jorge Entre Ríos, Marcucci, Justo Sosa, Eduardo Klos, Rubén Robledo y tantos otros que dejaron su sello en el Club de Calle Balcarce.

El éxito Deportivo, fue el fruto de un Gran Trabajo de alguien que dejo su vida en el Expreso Cuyano, y esa persona es Manuel Baños, un Segundo Padre para esos Chicos, ese que creyó en cada uno de ellos, ese Gran Delegado  que en lo Deportivo llevo a estos chicos a ser Campeones, no solo de la Temporada de 1.954 sino que lograron el Bicampeonato en 1.955. Pero el mayor éxito que supo lograr Manuel Baños, es que cada uno de estos «Pequeños Grandes Hombres» se transformaran en Grandes Personas.

Al día de hoy, Godoy Cruz Antonio Tomba se encuentra transitando el último lugar en la tabla de posiciones, y a pesar de que al hincha no le gusta verse en el Fondo de la Tabla, se debe pensar que el Expreso es mucho mas que una sumatoria de Puntos.

Para eso, es importante recordar a aquellos como Manuel Baños, que hicieron grande a la Institución.

Ha transcurrido mucho tiempo, pero su trabajo, su entrega, su pasión, llevo a ese «Grupo de Leones» a ser Campeones de la Vida.

Chicos provenientes del Gran Mendoza, de distintos estratos sociales, escribieron una Página Dorada en la Historia de Godoy Cruz Antonio Tomba.

Esos chicos no se resignaron a soñar, entendieron el Mensaje de ese Gran Delegado que confió en ellos, se convirtieron en luchadores, no se entregaron nunca, fueron leales y responsables, pero sobre todo se transformaron en Buenas Personas.

Hoy, Manuel Baños como muchos de esos chicos, no se encuentran entre nosotros. Pero el legado que supieron transmitir trasciende el tiempo, dejando una huella eterna e inquebrantable que brillará por siempre en el Feliciano Gambarte.