El actor Eduardo Blanco vuelve al teatro con la obra Network, una adaptación de Juan José Campanella de una película de los años 70. A 15 días de haber arrancado en el Teatro Coliseo en Buenos Aires, “la obra habla de los medios de comunicación como instrumento para construir cultura, pero marca una realidad a medida que los medios se van haciendo poderosos”, contó el actor.

 

Con más de 20 actores y actrices en escena, Blanco sostuvo que es una experiencia distinta, porque la escenografía es un set de noticiero que lleva otras pantallas y cámaras en vivo y hay un lenguaje natural audiovisual que complementa la historia.

Eduardo tiene su rol de director de noticias en un canal que fue recientemente comprado por una corporación, dejando en evidencia los cambios en la organización del mismo. Sobre la consulta de llevarla a las provincias del país, sostuvo que no lo ve posible, por el tiempo que lleva montar la escenografía.

 

En el programa Muchas Gracias Eduardo Blanco contó que su última participación en el teatro fue en España en 2020 antes del confinamiento por la pandemia.

 

Volviendo a la obra tiene un tema duro, muchas veces genera risas, pero las críticas que hemos tenido, dijo Blanco, fueron buenas, pero no hacen referencia a haber visto una comedia.

 

Por último, sobre el rol de los artistas de llevar el peso de “distraer” al público de los problemas del país, Blanco diferenció el enfoque del término, y sostuvo que el teatro tiene una variedad enorme para entretener, desde comedias hasta lo que estamos haciendo, lo que nos permite salir un poco de lo que nos pasa, aunque también nos invita a reflexionar de la situación que estamos viviendo. “Network no distrae, invita a escuchar una historia muy actual”.