En la columna habitual de la abogada Elena Quintero durante el programa Muchas Gracias, se abordaron dos temas.

En principio, la abogada invitó a Pablo, un hombre privado de su libertad que ha encontrado en la poesía la posibilidad de liberar su mente. En diálogo con Emilio Vera Da Souza, Carolina Quiroga y Elena Quintero comentó que lee todos los días, “aunque a veces es complicado”.

Además de participar de proyectos de lectura también escribe. Su participación en el programa Muchas Gracias inició con la lectura de la siguiente poesía:

“Hay un río de queja continuo camino abajo
A veces detiene su cauce por segundos,
luego sigue empujando con ritmo fuerte y soberbio.
Continúa su paso como un frío latigazo
obtuso de pensamientos, orgulloso y sin piedad
doblegando esperanzas tras caudal de sentencias
Su toga está sumergida en leyes terrenales
cuasi universales a la vista del hombre,
sus códigos y normas son como peces flotantes
anclados constantemente en anzuelos perpetuos
de maldición , conjura o salitral bendición,
según la arena profunda de su connivencia
Una especie de Dios líquido dando y quitando vida
Propiamente bañado en falsas aguas de lo incorruptible
Torrente sin faro de luz, sin orillas de equidad
ni puerto de llegada para navegantes derechos
extraviados a la deriva inclemente del pronóstico actual
Insípido envase de dolido mineral
bebido por oscuros poderes
O pirateado por ocultos tesoros del soborno
pero indomable en su barca judicial
Así navega y navegará , bravío de impunidad
hasta el día en que su esencia se ahogue
en la misma muerte de todas las injusticias”.

Pablo comentó que hay un taller de literatura que lleva adelante Lucio Albirosa donde he “encontrado un espacio importante para el aprendizaje”, explicó.

Respecto de lo desarrollado por Pablo, Elena Quintero aseguró que “tiene herramientas para desarrollarse en este sentido. El objetivo es que pueda seguir en este taller literario y que cuando recupere la libertad pueda publicar su libro de poesías y cuentos cortos”.

«Todos los proyectos que eran liberadores para las personas en el penal de Almafuerte se vieron frustrados en los últimos años, advirtió Quintero.

Por otra parte, la abogada se expresó acerca del proyecto del Poder Ejecutivo para modificar la Suprema Corte de Justicia en Mendoza. «Una vez más porque ya lo hizo el ex gobernador Cornejo pero ahora tiene la mayoría en la legislatura. Es prueba del absolutismo del gobierno».

En este sentido, Elena Quintero explicó que «ellos hablan de dos salas de la Corte y tiene tres. La tercera es la que trata todos los temas internos del Poder judicial. Lo que van a hacer es acallar totalmente a las minorías y dejar el poder judicial totalmente coptado».