Alejandro Bermejo, vicepresidente de la comisión de Población y Desarrollo de la Camara de Diputados, junto con Marisa Uceda presentaron proyecto de ley para que las personas migrantes y refugiadas puedan postular al Ingreso Familiar de Emergencia. Acompaña Eduardo Valdés, Itai Hagman, Mónica Macha, Susana Landriscini y otros legisladores nacionales.

La aparición de la pandemia del Covid-19, llevó a la Argentina a aplicar una serie de medidas ejemplares a favor de la vida de los habitantes.

Las restricciones a la circulación y las medidas de aislamiento preventivo, han afectado severamente a la economía en general, impactando gravemente en los hogares de las personas vinculadas al sector informal de la economía, los/las monotributistas de las categorías iniciales y los trabajadores y las trabajadoras de casas particulares, dada la discontinuidad y/o pérdida de sus ingresos durante el período de cuarentena.

Así, entre las medidas, el Gobierno Nacional dispuso por Decreto 310/2020 la creación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) con el objetivo de garantizar recursos a los trabajadores informales y monotributistas de las primeras categorías, y los trabajadores y las trabajadoras de casas particulares; exigiéndose para su obtención, entre otros requisitos, ser argentino o argentina nativo/a o naturalizado/a y residente con una residencia legal en el país no inferior a DOS (2) años, (art.2 inc.a Decreto 310/2020).

Sin embargo, dentro de los sectores informales de la economía y en mayor situación de vulnerabilidad y precariedad, se encuentran también las personas migrantes y solicitantes de refugio en la República Argentina, especialmente durante los primeros años de residencia en el país, que se han visto excluidos del referido beneficio y que se ven imposibilitados de acceder a las distintas políticas de contención y ayuda social, precisamente en virtud de su condición de extranjeras sin residencia legal superior a dos años.

Por ello, el proyecto de ley presentado por Bermejo, Uceda y Hagman y Valdés establece en su artículo primero “Incorporase como sujetos beneficiarios de la Prestación dineraria no contributiva, denominada Ingreso Familiar de Emergencia creado por el Decreto 310/2020 a todos los habitantes del territorio nacional con una residencia legal en el país acreditable mediante:

1-La inscripción del Código Único de Identificación Laboral (CUIL);

2-Acrediten haber iniciado trámite de residencia precaria; 3- Acrediten haber ingresado la solicitud de estatuto de refugiado 1985/2019”

“Nuestro proyecto tiene un claro espíritu de justicia, solidaridad y salubridad ya que solicitamos que se amplíe la posibilidad de postulación y acceso al IFE a todas personas migrantes y refugiadas en el país. El virus no discrimina por nacionalidad. Tampoco lo hagamos nosotros. ” expresó Alejandro Bermejo, diputado nacional.

Y añadió: “Debemos proteger a todos los que habitan nuestro territorio. Por ello a la gran medida adoptada por el Presidente Alberto Fernandez que ha sido la creación del IFE debemos ir añadiendo sectores que aportan a nuestra economía cotidiana, especialmente a los sectores informales o desocupados. Tenemos que garantizar la tranquilidad de un ingreso monetario para que las familias puedan cuidarse y cuidarnos a todos cumpliendo el aislamiento social. Nuestros hermanos migrantes y refugiados son uno de los sectores que necesitan ser incluídos”.

El proyecto de ley ingresó con el número 1494-D-2020 a la Cámara Baja este martes 21 de abril, bajo la modalidad virtual en la que Diputados se encuentra trabajando desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio.