Los senadores aumentaron su dieta y pasaron de percibir $ 200.000 pesos por mes a $ 230.000. Todo transcurre en el medio de un debate instalado por el gobierno de la provincia de un sistema unicameral en Mendoza.

Durante la apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura el pasado 2020, el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, anunció en su discurso que buscará una reforma política que tendrá como eje ir hacia un sistema legislativo unicameral. El objetivo, según dijo en ese momento sin dar mayores precisiones, es reducir el gasto político en un contexto de una situación económica crítica. En ese momento el sueldo de un senador rondaba los $ 180.000 pesos, y muchos sectores políticos criticaron esta idea de Suarez ya que según propios y ajenos el ahorro era ínfimo.

Un año después del anuncio del Gobernador, los senadores aumentaron sus ingresos mensuales pasando de cobrar $ 200.000 a $ 230.000, cabe recordar que el aumento en las dietas fue aprobado casi por la mayoría de los legisladores, incluidos los que apoyan la unicameralidad en Mendoza.

Las críticas no se hicieron esperar, uno de los que se expresaron vía Twitter fue el senador por el FIT Lautaro Jiménez.

 

 

 

 

«Otro #DIETAZO en la Legislatura de #Mendoza, de 200 a 230mil pesos de bolsillo en lo que va del año. Sólo en concepto de «aumento» cobran más que una maestra, una enfermera o un médico residente. Basta de privilegios! Que los funcionarios cobren como un trabajador!!», expreso el legislador.

El aumento se da a conocer en un contexto de gran tensión entre gremios de empleados estatales y el gobierno provincial, tras el cierre de paritarias donde se presentaron ofertas que fueron rechazadas y que finalmente fueron impuestas mediante un decreto firmado por el gobernador Rodolfo Suárez.

Jiménez expresó en su publicación que los legisladores “sólo en concepto de aumento cobran más que una maestra, una enfermera o un médico residente”.