Para conocer detalles al respecto, dialogamos en Muchas Gracias con Pablo Ferrari, presidente de la Fundación Salud Inclusiva quien dio a conocer algunos puntos relevantes del reclamo.

La semana pasada visitaron el centro de salud, que funciona en un edificio de la ex Dinaf, donde destacó que las condiciones son indignas para los trabajadores y para quienes concurren. ”A raíz de un asentamiento en el mismo predio se ha cortado el suministro de agua lo cual también ha afectado al centro de salud. La población cubierta es de más de 10 mil personas, pero por lo difícil que se hace conseguir turnos”, hay gente de Godoy cruz que se va a atender allí, explicó el profesional..

No hemos tenido instancias aún de obtener una respuesta, por lo cual seguimos recorriendo y planteando las problemáticas. ”Hacemos este relevamiento desde nuestro rol técnico pero no podemos disociar del rol político”, expresó Ferrari.

“Los mismos trabajadores con la población se unen para poder arreglar el edificio” contó Pablo, y destacó que si hoy los centros de salud funcionan es por el compromiso de los trabajadores para garantizar el derecho de las personas a acceder a una salud de calidad. “si hoy se puede vender un superávit económico es basado en el déficit de servicios que hoy la sociedad ha comenzado a exigir.