Murió Raúl Silanes, un escritor de Mendoza tan prolífico y premiado como ignorado

Falleció un escritor con una obra incontables y prácticamente desconocido en su lugar. Atravesó por una larga enfermedad. Ha recibido premios en todo el mundo y sus obras son traducidas a diversos idiomas. Continúa leyendo Murió Raúl Silanes, un escritor de Mendoza tan prolífico y premiado como ignorado

Había nacido en 1958,  y cursó sus estudios primarios como pupilo en el colegio jesuita San Luis Gonzaga. Desde adolescente su poesía tuvo el reconocimiento de las figuras más relevantes de la literatura mendocina. Elogiado por Américo Calí, Antonio Di Benedetto y Alfonso Sola González comenzó a recibir premios, que en su vida sumó de a cientos.

Gente de palabra

Comprometido con la palabra, siempre, trabajó en periodismo y también se involucró en la política vernácula aportando su talento y pensamiento. Un peronista convencido y convincente. Obsesivo trabajador de las letras e introvertido, sereno, solidario.

Gracias

Quien esto escribe debe agradecerle a Raul Silanes haber publicado incipientes poemas cuando compartían trabajo en Diario Mendoza y Silanes dirigía el Suplemento de Cultura, subrogando la labor de Edgardo Robert. en otro de los periódicos malogrados en nuestra provincia.

Diario, diario.

Épocas en la que los diarios contaban en sus redacciones (también en las áreas de publicidad) con escritores e ilustradores de enorme prestigio, mejor pluma y generosa creatividad. Las páginas se completaban con poemas, cuentos, relatos y obras plásticas como para preservar más allá de las hemerotecas. Ahí estaban Raul Silanes, Ricardo Embrioni, Esther Juárez,  Gregorio Torchetta, Alberto Atienza, Mercedes Fernández, Edgardo Robert,  Niky Bevilacqua, por nombrar sólo a algunos y algunas.

En radio, también

En ocasión de dirigir la programación de Radio Nihuil, incorporamos a Raúl Silanes al equipo que también conformaban Jorge Sosa y Andrés Gabrielli, escribía para un programa que rebosaba de artes, y llevaba por título el mismo que una de las obras de Adolfo Bioy Casares, «Plan de evasión». Hoy, Raul Silanes dio cumplimiento al plan existencial de evasión.

La escritura como pulsión inevitable

Escribiendo, obsesivamente, Raul Silanes vivió de su persistencia y su calidad literaria, ni de la fama ni de las modas. Sin dudas es el autor de Mendoza que más premios ha ganado,  principalmente en certámenes del exterior, porque él mismo explicaba que los concursos en Argentina ofrecían premios insustanciales y seguramente nunca hubiese sido traducido a tantos idiomas siendo editado en nuestra nación.

El protagonismo de los perdedores

En una entrevista de Martín Campos, para la publicación Piedra y Canto, cuadernos del CELIM, Raúl Silanes respondía sobre su obra, sus personajes, sus historias «….Los problemas sociales ocupan un gran espacio en mi trabajo literario, pero no marcan un camino determinado. No es una literatura ideológica, sino más bien cosmogónica»

Elegías

Su discreción, se multiplicó. Su tono sereno y seguro, no. Un escritor para leer, obviedad que no es. Hoy nombre y apellido Raúl Silanes aparece como nunca. En sitios, redes y en esos diarios que eligen no elegir lo que publican, se replicará como si formara parte de su propio plantel y de sus afectos.  Ni cuando ganó la Bienal de Literatura, ni cuando obtuvo el «Samuelsson», ni el «Robert Lowell» ni el «Furman», es ahora que se nombra y su nombre parece que tiene un significado suficiente para ser mencionado. Será hoy , justo cuando se ha producido lo sabido desde siempre y a la vez lo impensado: Raul Silanes no volverá a escribir, pero hay tanto por leer que suena eterno. El viento empieza a envidiarlo.

 

Más de Cultura

Nuestras recomendaciones