El nuevo cubrebocas colabora en la comunicación de las familias y amigos de personas con discapacidad auditiva.

Ashley Lawrence, una estudiante del último año de la Universidad Eastern Kentucky, de la carrera de Educación Diferencial, en Estados Unidos, decidió crear mascarillas transparentes para las personas con discapacidad auditiva durante la crisis sanitaria por el coronavirus.

 

El objetivo es colaborar para que los  familiares o amigos se les pueda leer los labios al momento de comunicarse. La joven de 21 años consideró que era momento de solidarizarse con las personas, y luego de ver en Facebook que la gente hacía barbijos tradicionales, pensó en aquellas personas con problemas de audición.

La mujer convenció a su mamá y en un verdadero gesto solidario, comenzaron a fabricar cubrebocas con algunas sábanas y un rollo de plástico que tenían.

Lawrence se decida al estudio de la comunidad con discapacidad auditiva y colabora con ella. «No les cobro nada, creo que si lo necesitan, los necesitan y no deberían pagarlos. Así que los enviamos de forma gratuita siempre que haya personas que los soliciten», dijo.

La estudiante inició una campaña de crowdfunding para sumar fondos para comprar más telas y plásticos para continuar produciendo más material.

La intención de Ashley, que ya tiene decenas de pedidos, es enviar de forma gratuita estas máscaras a las personas que realmente las necesiten.

Además, la joven y su madre ya están trabajando en otro tipo de mascarillas que sean más cómodas para las personas que llevan implantes cocleares o audífonos.

 

Fuente: www.sabelo.com.ar