En un país como el nuestro, lidiar con los incumplimientos de las Obras Sociales y las prepagas es uno de los problemas más grandes que les toca enfrentar a los padres de hijos con autismo.

En la provincia de Corrientes un fallo de la Cámara Federal de Corrientes, condenó a la Obra Social (Osmedica) «a la cobertura integral y necesaria para proteger, prevenir y evitar que el estado y salud de la menor se deteriore».

Esto se originó dado que la Obra Social no dio cumplimiento a la sentencia dictada en Primera Instancia, por lo que la familia de la menor denunció que la entidad no reconocía la totalidad de los honorarios de un médico especialista que se encontraba fuera de la cartilla médica.

La Cámara sostuvo que en este tipo de casos “se deben dejar de la lado las cuestiones burocráticas y obstáculos formales que puedan entorpecer el acceso a las prestaciones sobre todo cuando está en juego la vida y la salud de la persona, y no hay justificación suficiente para dilaciones, no podemos dejar de tener presente la doble condición de vulnerabilidad de la menor cuyos derechos están en juego, por cuanto además de su condición de menor de edad padece una discapacidad congénita acreditada y atraviesa un cuadro delicado de salud. Concluyendo que se tome una decisión judicial orientada a salvaguardar y garantizar los derechos esenciales de la menor”

Celebramos este Fallo de la Cámara Federal de Apelaciones de Corrientes, pero no podemos desconocer que esta realidad no es ajena a lo que sucede en nuestra provincia, sea cual fuere la «discapacidad» es una problemática aún sin resolver en la provincia de Mendoza.