El Coro Polifónico Nacional de Ciegos interpreta al gran Carlos Guastavino y sus indianas.

El Coro Polifónico Nacional de Ciegos fue creado en 1947 y está compuesto por 46 coreutas ciegos o con un nivel avanzado de disminución visual que ejecutan un repertorio de obras clásicas y populares. Sus partituras se encuentran escritas en notación Braille, y cuenta con un grupo de copistas para tal fin.

En el Canal de Youtube del Ministerio de Cultura lanzaron su último trabajo, «Quien fuera como el jazmín» . Esta obra pertenece a Carlos Guastavino, y se trata de un conjunto de seis obras llamada Indianas, esta es la número dos. El año pasado grabaron el número uno, en honor al aniversario número 20 del fallecimiento de Guastavino.
El Coro Polifónico de Ciegos realizó este trabajo de manera virtual, cada cuerda trabajó reunida con su Jefe de cuerda, y luego se realizó la grabación personalmente. El ensamblado de todas las grabaciones fue editada por un grupo de producción de la dirección Nacional de organismos estables, área del ministerio de cultura de nación al que el coro polifónico Nacional de ciegos «Carlos Roberto Larrimbe» pertenece.

Ornella Pasqualetti. La música no distingue discapacidades

En su columna semanal en Muchas GraciasGermán Ejarque entrevistó a Ornella Pasqualetti, música mendocina que conforma el Coro Polifónico Nacional de Ciegos. La artista contó que son alrededor de 55 personas coreutas que están trabajando hoy de manera virtual, tratando de no compartir partituras, y con numerosas complicaciones por la pandemia.

En el año 2013 casi terminando la carrera de música popular, fue cuando se dio la posibilidad de concursar para cubrir vacantes en el Coro, lo que llevó a que Ornella cambiara su lugar de residencia desde ese momento.

“A nivel cultural he notado una gran diferencia en Buenos aires, de mucha mayor actividad. Lamentablemente en Mendoza, es muy difícil conseguir un lugar de trabajo donde darse a conocer, y más pensando en personas con discapacidad”, sostuvo Ornella. En el coro hay otra mendocina, María de los Ángeles Asencio, quien también concursó para ser parte del mismo. Ambas han expresado esa necesidad de que en Mendoza sería muy importante la inserción laboral de las personas ciegas.

Ornella relató los comienzos del coro, con una labor importante de quien dirige dando una posición importante a las personas con discapacidad como músicos, valorando este espacio, dando valor al trabajo lo que nos hace sentir útiles, sostuvo.