El proyecto de la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti (FDT) obtuvo sanción en la cámara de senadores y apunta a lograr mayor accesibilidad.

La norma unificó iniciativas similares que tienden a sumar el Sistema Braille en los envases y los prospectos de todos los medicamentos que se comercialicen en todo el territorio argentino, ya sean de producción nacional o extranjera. Lo que se busca es “garantizar a las personas con discapacidad visual o ceguera el derecho de acceso a la información veraz y oportuna en los medicamentos, disponiendo el rotulado y/o etiquetado de los envases de medicamentos en lenguaje braille y con códigos de respuesta rápida”, expresa la letra del proyecto que ahora deberá tratarse en la cámara de diputados.

Los principales objetivos de la ley apuntan promover el ejercicio efectivo del derecho a la salud, contribuir al consumo adecuado y responsable de medicamentos, prevenir el uso indebido o perjudicial de los mismos y mejorar la accesibilidad de las personas con discapacidad. Esto último, contribuye con la autonomía de las personas con discapacidad.

Esta iniciativa, argumentó en su momento Fernández Sagasti, implica “un avance hacia la integración de las personas no videntes y con discapacidad visual severa, en una sociedad que debe buscar la inclusión de manera efectiva e integral”.

Qué información se sumaría a los remedios

El rotulado o etiquetado de los envases con código QR deberá tener:

  1. Información detallada en el párrafo anterior y el contenido del prospecto que resulte relevante para la autoridad de aplicación;
  2. Soporte audiovisual con subtitulado en español y Lengua de Señas Argentina (LSA), y otros formatos comunicacionales que faciliten la comprensión de la mencionada información.
  3. Aplicación en sobre-relieve a fines de facilitar localización y escaneo.