Desde el año 1986 en Buenos Aires se construye el Encuentro Nacional de Mujeres que empezó con unas pocas y fue creciendo año a año. En el ´20 y ´21 no se pudo hacer por la pandemia pero nunca se había suspendido. Durante el programa Muchas Gracias Ariel Robert, Emilio Vera Da Souza y Carolina Quirga, dialogaron con Cecilia Betervide, integrante de la Sub-comisión de comunicación del 35° Encuentro Nacional de Mujeres.

“En el 2019, en La Plata, con 60 mil mujeres elegimos la próxima sede supuestamente para el 2020 pero no pudimos por la pandemia, aunque seguimos trabajando desde la virtualidad reuniéndonos con mujeres, funcionarios, etcétera. Es muy complejo porque hay que garantizar la logística. Muchas mujeres deciden a último tiempo y la crisis económica lo ha dificultado más…Por otro lado, hace tres años que no nos juntamos y eso hace que haya mucha necesidad de juntarnos. Eso hace que no tengamos dimensión de la cantidad de mujeres y diversidades”, expresó Betervide.

A pesar de que son más de 80 los talleres y temáticas que se abordarán, como ocurre siempre, Betervide comentó que lo planteado por la pandemia será disparador fundamental de los talleres.

Por otra parte, la entrevistada se expresó respecto del desconocimiento de una parte de la población acerca del funcionamiento del encuentro. “Al estado provincial le hemos pedido las escuelas para los debates y para que duerman las personas que no consiguen o no pueden pagar alojamiento. También pedimos apoyo para las viandas para quienes no pueden pagarse la comida”.