Científicos argentinos obtuvieron la primera evidencia de anticuerpos producidos por la vacuna Sputnik V. Para conocer más detalles la investigadora Silvia Cazorla nos contó algunos aspectos importantes de la investigación realizada.

Venimos trabajando desde el año pasado en desarrollar un kit de diagnóstico para evaluar la reacción en el humano en el post contagio, como también la respuesta a la vacuna en este caso Sputnik V, es decir cómo evoluciona a lo largo del tiempo la respuesta.

Este estudio abarcó a más de 600 profesionales de la salud que recibieron esta vacuna. “Vimos que a los 28 días posteriores, -7 días posteriores a la segunda dosis- vimos que el 97% de la población presentaban anticuerpos detectables”, los cuales se detectaron después de más de 100 días agregó la investigadora, quien también confirmó que están esperando una publicación en la Organización Mundial de la Salud, de los resultados lo cual da garantías a estos ensayos, en una vacuna que aun no esta aprobada por el organismo internacional.

“Faltan muchos análisis de cómo respondió la población a la vacuna, dijo la especialista, quien agregó que la población también puede reaccionar diferente en cada país”, añadió al tiempo que expresó que hay que poner más luz en las investigaciones de las diversas vacunas como también en la combinación de las mismas.

“Es un desafío juntarnos y salir de nuestra zona de confort, para poder hacer nuestro aporte en la pandemia”, dijo Silvia, al tiempo que agregó que no hacemos esto por el reconocimiento, sino por hacer de esto “una infección controlada para tener una vida más normal”.

Sobre las variantes hoy activas en el marco de la investigación, la investigadora sostuvo que seguirán avanzando para analizar la neutralizaciones en las variantes, y contó los resultados tras el uso de la SputnikV.