Aquellos que tengan planeado cruzar a la República de Chile, este miércoles, y a los turistas que arriben a Mendoza por la Ruta Nacional 7, como también a los paseantes, que son muchos, los vecinos de Puente del Inca, advierten que harán una nueva manifestación y que afectará la velocidad de circulación porque interrumpirán el paso pero sólo media calzada. Insisten en aclarar que no impedirán el libre tránsito.

Esta protesta, tal como vienen expresándose, no pretende contribuir al ya caótico paso de un país a otro, sino llamar la atención de toda la comunidad por la ausencia de una política que abrace los intereses de todos, tanto a los turistas como también a los habitantes de Alta Montaña.

Temen que ocurra lo que ya hicieron algunos años atrás con el Complejo Invernal Los Penitentes, que con la argumentación de que no se hacían las inversiones y las obras requeridas, intervinieron y expropiaron desde la provincia y así convirtieron a Los Penitentes en una lugar inaccesible, derruido y corrompido por los vándalos ocasionales.

Según dijeron los Vecinos Autoconvocados de Puente del INCA a PORTADA,han pedido incontables veces que, antes de que el gobierno provincial concrete su plan denominado D.I.V.A.M , consideren a quienes viven ahí, su historia, su acervo cultural, su cultura de vida y lo mucho que pueden aportar desde sus experiencias de vida y su desarrollo autóctono.

Sin dudas suena paradojal (o sarcástico) que al Plan de reconversión urbanístico, residencial, social y turístico para la zona de Puente del INCA se lo llame DIVAM. La proximidad fonética nos lleva a pensar en el diván,típico mobiliario de Freud, mientras este proyecto se caracteriza exactamente por lo contrario, por no atender ni escuchar a los protagonistas del lugar.

Antes de ponerse impaciente si viaja hacia Chile, si regresa de Chile, o si acaso visitará el Parque Aconcagua, o tiene pensado conocer la monumental escultura realizada por el artista Mateo Alonso, nos referimos a la imponente imagen de El Cristo Redentor, considere que los pobladores, habitantes, comerciantes, estudiantes, trabajadores de Puente del INCA piden ser debidamente considerados por las autoridades provinciales y en este caso, por quienes deben conducir los destinos de la cultura y del turismo mendocinos.

Los vecinos autoconvocados de PUENTE DEL INCA, reclaman concretamente algunos puntos:
-Cartelería, señalética acorde al lugar
-La protección del Monumento Natural de Puente del INCA, preservando su geoforma
-Mejoras edilicias de la escuela
-Inversión en accesos, peatonales y vehiculares
-Creación y mantenimiento de espacios públicos aptos para esparcimiento. Plazas y polideportivo
-Acceso a servicios elementales como el agua, las cloacas y la energía
-Refuncionalización de la historica Hostería de Puente del INCA
-Creación de posta sanitaria
-Garantía de continuidad a los actuales comercios y a la prestación de servicios, que vienen llevando a cabo desde hace muchos años.
-Sistema de Acceso controlado de turistas a las aguas termales.