En su columna semanal en el programa Muchas Gracias, el economista Raúl Mercau comenzó repasando todas las noticias, y se centró en el cambio de gabinete -sobre todo en trabajo- al sostener que “es un gran desafío para una mujer, cómo va a manejar la relación con gremios como camioneros” al tiempo que agregó que apoya que sea una mujer. Por otro lado, Mercau sostuvo que el viaje a Massa ha sido muy importante, fue reconocido en el discurso de Georgieva, dando una señal hacia los mercados financieros que Argentina quiere cumplir con el acuerdo del FMI. Además está la renegociación con el Club de París, y por último, destacó que una revista económica importante “The Economic” habla muy bien de Massa y dice que es el que ha detenido el caos en Argentina. “Son señales políticas y económicas que nos ayuda, en un contexto de vulnerabilidad”, dijo el economista.

La principal preocupación del gobierno hoy es la inflación dijo Raul Mercau, quien agregó que se espera que para septiembre sea casi un 7%, con lo cual tiende a confirmarse que tendremos una inflación por encima del 100%. Cuando estamos en inflación de estos rangos, las sociedades tienden a vivir en esta inflación y se abren mecanismos de defensa, como indexaciones, con una inflación de expectativas.

“Este tipo de negociaciones intentan contener las expectativas”, expresó Mercau quien explicó que “en informaciones que han trascendido, Massa trabaja en un plan de congelamiento y de acuerdos de precios para el año  que viene con el fin de contener la remarcación de precios”. Otra cosa que influye es el impacto del Riesgo País, y en los últimos meses, el dólar blue ha estado en correlación con este indicador.

“La inflación a largo plazo, cuando hay emisión se traslada a los precios y cuando esto se da hay déficit fiscal»,  explicó Mercau, quien agregó que faltan dólares “porque hemos tenido una fuerte liquidación con el dólar soja, pero se terminó y hay que ver que las importaciones siguen siendo altas”. Sobre esto, el economista contó que el gobierno busca implementar un nuevo sistema, que trata de controlar la cantidad de importaciones donde se han detectado numerosos fraudes con fuga de dólares.

Otra fuga se da en las compras en el exterior, o en viajes que superen los 300 dólares, deberá pagar un dólar “el Qatar” que integra el dólar oficial , más el impuesto país, más el 45% del impuesto a los bienes, y además un 25% adicional. “Esto ha provocado esta semana que el dólar diera el salto que dio”, sostuvo Mercau.

Sobre las tarifas, se cree que hay una especulación por el impacto social, pero Mercau sostuvo que cree que no se va a volver atrás con la decisión.